Alfonso de la Fuente

“Me gusta recuperar algo que ya existe para transformarlo y contar mi propia historia”

Diseñador arriesgado, apasionado e inquieto, el vallisoletano Alfonso de la Fuente y su alter ego Pichiglás han cumplido 20 años de prolífica carrera en Barcelona desafiando los límites del diseño de la ciudad y del mundo. Desde que, en 1997, se afincara en la ciudad condal y la revolucionara, Alfonso ha ido evolucionando como artista autodidacta y aportando halos de aire fresco al panorama de la decoración con su mente desbordante de imaginación.
Después de que su llegada a Barcelona le descubriese el reciclaje del plástico, Pichiglás utilizaba botellas de consumo masivo encontradas en la calle y en la basura para crear, lo cual derivó en su primera lámpara en 1997. Pichiglas se empezó a desarrollar a gran velocidad gracias a la continua creatividad, a la pasión y al trabajo constante lleno de humor, ironía y color. Fue partícipe de esa Barcelona tan de moda y con un estilo tan propio en la que uno se atrevía a todo; pero siempre aportando su toque personal.

“Hoy en día, tenemos que contar cosas cuando creamos, sorprender y chocar, pero sin perder nuestra esencia, aquello que nos define.”

Después de cosechar su éxito con su línea de objetos decorativos y accesorios, el diseñador incluye en sus intereses el interiorismo integral para la decoración de bares de moda, restaurantes, comercios, locales y clubs, algunos convertidos ya en grandes clásicos como el Fonfone.
Con ellos, el trabajo del diseñador se da a conocer, no solamente a nivel nacional sino que recibe encargos de países como Francia e Italia. Dicho trabajo destaca por su capacidad para hacer de las texturas, los materiales y los objetos cotidianos verdaderas combinaciones de efectos visuales que no dejan a nadie indiferente. En una época en la que triunfa el minimalismo, Alfonso revoluciona la decoración de los espacios con un denominador común: explosión de color; conceptos basados en la simplicidad que consiguen un resultado de poder expresivo sin precedentes.
Este genio de la mezcla y la re-interpretación ha conseguido hacerse un hueco en el panorama artístico nacional e internacional gracias a a su agudeza creativa, a su capacidad de inspiración, a su absoluta pasión y a esa intrínseca sensibilidad por el diseño patente en cada obra. Sus creaciones nunca dejarán de sorprender.