Arte e Iluminación

1997 – 2000 TODO A 100

Cuando llegó a Barcelona desde Valladolid en 1997, Alfonso de la Fuente descubrió el reciclaje del plástico, que se convirtió en la característica más importante de esos primeros años: la recuperación de materiales de la basura (principalmente botellas de plástico) para darles una nueva vida. Ese mismo año creó su primera lámpara. En 1998, el diseñador empezó a perfeccionar su técnica con el plástico añadiendo productos adquiridos en tiendas todo a 100 y bazares chinos con el objetivo de producir en serie: se consigue el mismo efecto de una forma más eficiente, haciendo que objetos cotidianos trasciendan su mera funcionalidad y sean parte de una composición ocurrente y divertida.

2000 – 2007 Recurrence

A partir del año 2000, Alfonso potenció su dedicación al interiorismo y empezó a desarrollar proyectos integrales que incluían lámparas e iluminación, mobiliario, revestimiento de paredes y suelo, y distribución. Su estilo tan particular se caracterizaba por la combinación de plástico, volúmenes, muebles, perspectivas, el tratamiento de luz y el uso del color; por su manera de jugar con diseños geométricos y espacios eclécticos para crear ambiente. En este sentido, el diseñador produjo lámparas únicas de estructuras con forma de medusa y de efectos ópticos muy especiales basados en la repetición de elementos translúcidos, principalmente botellas. El efecto buscado era la estética de las lámparas barrocas: la transparencia del plástico, la acumulación de botellas y la estructuras conseguidas nos recuerdan al cristal y a la opulencia de antiguas lámparas en grandes salones.

2004 Noble Materials

En el año 2004, Alfonso empezó a pulir su trabajo con el plástico y la producción de lámparas a partir de botellas: dicho trabajo evolucionó y se volvió más elegante, sofisticado, de más calidad. Por un lado, el estudio siguió apostando por los procesos de reciclaje y reutilización de materiales; por otro, el diseñador empezó a cambiar los habituales, como el plástico, por otros más nobles como la madera y el hierro.