Mocco

1
2
4 (2)
5
6
7
8

Aunque en un principio la puerta de entrada y el hall oculten lo que alberga el local, la escalera ya ofrece algunos indicios del estilo en el interior del Mocco Club, situado en el centro de Valladolid. Una vez dentro, la gran sala es donde se encuentra la máxima expresión del estilo minimaltuning: trabajar con colores neutros (blanco, negro) y luego aplicar los colores a través de la luz. Un gran sofá preside una de las paredes laterales, y de su respaldo nace un arco que, subiendo hasta el techo, se ha recubierto con tubos de PVC para producir un efecto totalmente futurista junto con las luces incrustadas entre ellos. La construcción finaliza en un panel de formas geométricas que proyecta una penetrante luz sobre el espacio, también protagonizado por las columnas de forma piramidal y forradas con espejo y formica metálica inspiradas en los campos de fuerza de Superman. Tras ellas se abre paso la barra, donde destacan las lámparas de suspensión hechas con botellas de Sprite verdes, así como los taburetes años 50. Sin olvidar la cabina del DJ, hecha con cemento blanco y en cuya parte frontal destaca un reloj digital de leds de color azul que brillan en la oscuridad. A través de unos espejos se consigue duplicar el espacio y por tanto también el número de lámparas.

Toda la sala contiene efectos ópticos llamativos que dan la sensación de estar en una nave espacial surgida de una película de ciencia ficción; la saturación de elementos y formas, las luces centelleantes y los colores fluorescentes y, por encima de todo, la luz hacen del Mocco Club un canto a la modernidad y la diversión; la perfecta combinación de minimaltuning, futurismo y psicodelia.

Categoría:
Fecha: